lunes, 1 de diciembre de 2008

Los rigores de la modernidad

Autor: José Antonio Berroterán Rodríguez - Saturday, 29 de November de 2008, 09:51

¿Puede América Latina pensar en una educación postmoderna sin haber resuelto los rigores de la modernidad?

Hola como están bien OK me alegro, en la intervención anterior señalaba algunos factores que han influido en el proceso de asimilación del modernismo y post modernismo por parte de América Latina, se trato de señalar la vinculación entre el ser, su entorno y los procesos de cambio. Se resaltaba el hecho de elementos tecnológicos, industriales y filosóficos que tienden a influir en los procesos educativos, dándole escala a los avances educativos en función de su entorno social y productivo, de allí que organizaciones como la UNESCO sean los encargados de medir los avances en educación de los países Latino Americanos.

La post modernidad trajo consigo un componente al cual ninguna nación actual puede escapar, la informatización del conocimiento que desencadeno en la famosa frase conocimiento global o sociedad del conocimiento. Esto genera consecuencias para países como Venezuela y otros de América Latina, porque una sociedad de conocimiento global exige competitividad y marchar al ritmo de naciones con desarrollos complejos y formas de pensamiento y comportamiento social diferente al que conocemos.

De lo anterior se desprende la pertinencia de un desarrollo educativo post modernidad con viso de autonomía endógena, donde no se pierdan nuestras raíces y valores, tal como sucediera en los inicios del post modernismo, hacia finales de 1800 cuando los países latinoamericanos tenían políticas exteriores conocidas como de afuera hacia adentro, donde las formas culturales educativas eran asimiladas tomando lo mejor de las corrientes externas, pero con el toque territorial. Se desarrolla un verdadero culto a la literatura, influenciadas por Rubén Darío, Andrés Bello y hasta podemos hablar de Rómulo Gallegos, quien junto a Sábato, García Marques representaron figuras vanguardistas representativas de América Latina.
Chile, Brasil y Argentina, logran absorber la tecnología y la industrialización, quedando educativamente a la vanguardia, denotándose poco a poco la relación entre nivel de desarrollo y nivel educativo.

Latino América podrá ponerse a la par de una educación de vanguardia en la medida que logre asimilar, con la rapidez que se presentan, los avances en materia de procedimientos educativos, de los cuales se han mantenido informados y han tratado de aplicar, tal es el caso de Venezuela quien desde 1974, crearía el Concejo Nacional de Educación, este a su vez convocaría el Congreso Nacional de Educación, dando nacimiento a estudios como Propuestas para Transformar la Educación. De estos ensayos surgen los modelos educativos de escuelas integrales, iniciándose con el llamado plan decenal, donde para finales de 2003, deberían implementarse las escuelas integrales, una vez obtenidos los resultados de las escuelas integrales piloto, como la de las piedras de Mérida y la de la Vega.

Esta iniciativa no rindió los frutos esperados, por una interrupción administrativa por cambio de gobierno y por ende, tal como se señalara en mi primera intervención, un cambio de inclinación filosófica donde las escuelas integrales se pasaron a llamar escuelas bolivarianas. Estas se implantaron, tal vez con la velocidad que se requería, pero sin la debida planificación. Este intento de adaptación educativa de vanguardia no está rindiendo sus frutos, tal como se señalara por la afectación del desarrollo necesario, falta de asimilación tecnológica, industrialización y generación de infraestructura. Esto genero un retroceso a los años 80, donde el problema principal lo constituyo la explosión matricular por el aumento de la población, donde instituciones educativas y docentes eran insuficientes.
Este ejemplo venezolano, resulta representativo para los países Latinoamericanos, mas aun cuando Venezuela siendo un país rico no se ha puesto a la par de países vecinos como Brasil, Chile y hasta el mismo Uruguay.

Venezuela ha dependido del petróleo y su referencia tecnológica industrial reposa sobre la industria petrolera, los avances en otras tecnologías han sido relegados a un segundo plano y el desarrollo integral y educación se han relegado a un segundo plano.
Siguen vigente los señalamientos de la integración Latinoamericana, en todos sus aspectos, para poder alcanzar un avance socio cultural, que implique el mejoramiento de los estándares de vida, con el consecuente mejoramiento del nivel cultura.
Mostrar mensaje anterior Responder
Ver el mensaje en su contexto