viernes, 30 de mayo de 2008

Foro “Las TIC en el proceso formativo de los estudiantes"

TRABAJO DE FORO 1 EDUCACION VIRTUAL
DRA. SILVIA GARCIA

Exposición de motivos a los Directores de los Planteles
y miembros de los Consejos Comunales
Ponente: Pilar Guerra Q.

Resulta una perogrullada negar el impacto de las Tecnologías de Información y Comunicación en los diferentes ámbitos del quehacer humano, de manera particular su incidencia en el campo educativo. Guiter (2001) señala que en Educación se debe utilizar la tecnología con todos sus avances y de la manera más eficaz.

Por tanto, prosigue el autor “el considerar la tecnología como una creación humana permite aprovecharla para manejarla más fácilmente, para comprender el valor que tiene en los contextos educativos, por ejemplo como apoyo a la mediación que reclama el proceso de enseñanza y de aprendizaje en cualquiera de los niveles educativos y dentro de modelos formales y no formales”.

La consolidación de las TICs en los ámbitos personales y profesionales se acrecienta en la medida que surgen equipos más sofisticados, responden a necesidades de información y formación, así mismo, cuando los gobiernos con vocación democrática a través de legislaciones fomentan su implementación, uso y dominio.

Caso contrario sucede en países en donde los gobiernos limitan el acceso y restringen determinados contenidos, negando toda posibilidad de ampliar el universo cognitivo de los ciudadanos e insertarse en la revolución pedagógica que sacude al mundo civilizado.

A pesar de lo profuso de dichas tecnologías, su masificación y accesibilidad, evidente al incrementarse los ciber, el número de usuarios, replanteo constante de nuevos códigos de socialización, hay personas reticentes a valorar las TICs por considerar inquietante la influencia que ejercen en el comportamiento humano.

Pareciera que los potenciales usuarios de estas nuevas formas de expresar pensamientos, ideas y opiniones al otro, se ubican en los más pequeños y los rebeldes años juveniles. En este segmento, los cuestionamientos son menos prejuiciados, por tanto, la diversión, el entretenimiento y la tarea, se convierten en una verdadera carga emocional atesorada por el tiempo de dedicación.

Venezuela no escapa a esta avalancha planetaria de las Tecnologías de Información y Comunicación. Su posicionamiento trasciende el colectivo. En un intento de masificar su uso en igualdad de oportunidades, el gobierno nacional a través del MPPE emite la Resolución 222 en la cual instruye a los Directores de las Unidades Educativas (3ra Etapa de la Educación Básica y el Ciclo Diversificado y Profesional), incluir 4 horas semanales de clases de Computación, así como, promover la integración de las TIC en el currículo.

Contrariamente a esta iniciativa, encontramos un entorno real que nos refleja la situación de los planteles ubicados en esta 3era Etapa, arrojando como resultados: la inexistencia de equipos, si los hay están obsoletos, en desuso o dañados, falta de espacios acondicionados para tal fin, carencia de docentes debidamente capacitados, sin dejar de mencionar su disposición para apropiarse de las TICs, falta de programas orientados a formular en los estudiantes una postura más crítica de las tecnologías, necesidad de evaluar y realizar seguimiento sostenido de los programas, si los hubiere.

Hay planteles que tienen un Centro de Computación solo por un letrero en la puerta. Pese a este escenario, los estudiantes por sus propios medios se conectan al mundo virtual y están a la vanguardia, muchas veces más que los docentes. Para ellos, las TICs le son familiares, han crecido juntos.

Por consiguiente, señores Directores, miembros de los Consejos Comunales, colegas todos, conscientes de la importancia de que los alumnos y alumnas se apropien de las Tecnologías de Información y Comunicación, sean partícipes y protagonistas de los nuevos procesos de enseñanza aprendizaje que se dan en el mundo globalizado y el derecho que tienen los estudiantes a una educación de calidad, es necesario crear las condiciones para implementar lo estipulado en la Resolución 222.

No basta entonces que se giren instrucciones a los directores de los planteles y que se promueva su inclusión en el currículo, el espacio físico no es el único impedimento.

Tal como sostiene Villena Higueras (2007) es importante “la organización de medios y recursos, la formación del profesorado y la evaluación de los procesos y productos tecnológico-didácticos, la posición reflexiva por parte del alumnado, para convocar la implicación consciente de los estudiantes (individualmente o por grupos) en el proceso formativo”.

Añade el autor se debe “comprender mejor el contenido y fomentar la creatividad aplicada del alumnado, dotar de un sentido humanístico y ético a esos avances, para que puedan estar al servicio de las personas, sean útiles a la sociedad y participen de la evolución de los países y el intercambio mutuo de conocimiento.”

En este contexto, es bueno resaltar lo sostenido por Tellería (2004), cuando puntualiza que “el problema real de la educación actual, que es considerarla como un problema técnico y no, en su verdadera dimensión como problema social y cultural, donde la reflexión, el juicio y la toma de posturas o decisiones es lo requerido para lograr cambios significativos.”
Gracias. Por atención.